Crecer Gabinete de Psicología Infantil

Claves para una buena adaptación a la escuela infantil o guardería

Claves para una buena adaptación a la escuela infantil o guardería

1

El ingreso en la escuela infantil supone un cambio muy importante para los más pequeños ya que suele coincidir con la primera vez que se separan de su familia para pasar la mañana o la tarde en un espacio totalmente desconocido, con adultos desconocidos y con otros niños y niñas.

Aunque al principio la separación resultará dolorosa para hij@s y progenitores, poco a poco todos lo irán asimilando, y gracias a esta separación el pequeño incrementará su autonomía personal y su grado de socialización.

Es posible que durante este periodo puedan aparecer conductas de rechazo como:

  • Niñ@s que lloran, es la manifestación más generalizada.
  • Niñ@s que no lloran y participan en la escuela de forma resignada porque la actividad les resulta novedosa, pero en casa manifiestan conductas negativas.
  • Niñ@s que lloran y se niegan a ser atendidos por extraños.
  • Niñ@s que se mantienen aislados, no participan, no se relacionan, permanecen sin moverse.
  • Niñ@s que se aferran fuertemente a algún objeto que traen de casa y participan pero con el objeto en la mano…

Debemos saber que todas estas son manifestaciones normales y que cada niñ@ tiene un ritmo de adaptación que hay que respetar. Pero, ¿cuánto tiempo dura?. Hasta que el niño o la niña asumen con más tranquilidad los momentos de separación y reencuentro con las familias, así como el tiempo que permanecen en el centro. Las educadoras os irán informando ya que son ellas las que en su contacto diario con vuestros hijos e hijas valoraran si el niñ@ además de no llorar se siente a gusto y disfruta con las rutinas del centro.

Las familias podéis facilitar la adaptación limitando el tiempo de estancia de los niñ@s en el centro los primeros días, así es bueno comenzar con quince minutos o media hora e ir aumentando el tiempo paulatinamente. De esta manera podemos evitar que estén mucho rato llorando y asocien la escuela infantil con un mal recuerdo. También ayudan los siguientes consejos:

  • Días antes de llevarle a la guardería conviene crearles las mismas rutinas de horarios para que no noten tanto el cambio.
  • No actuar con inseguridad, duda o culpabilidad ya que la actitud de los progenitores es muy importante para trasmitirle que lo que estáis haciendo es lo mejor para él.
  • Si podéis, es conveniente que intentéis llevarle y buscarle vosotros ya que eso le dará seguridad.
  • Evitar el chantaje afectivo o mentir con frases como “no llores que mamá se va triste”, “no llores que mamá viene ahora” sino frases como “te vendré a buscar cuando termines de comer o después de la siesta…”
  • Decir adiós con seguridad y alegría y no prolongar las despedidas en exceso. Es importante que sepa que la marcha de los padres no es opcional y que aunque proteste con fuerza no impedirá la partida.
  • Permitirle que lleve su juguete favorito, algo familiar y que le mantiene unido con su hogar.
  • No introducir más cambios en su vida (quitar pañales, cambio de habitación…)
  • Al recogerle evitar frases del tipo “pobrecito mi niño, que te hemos dejado solito”… y cambiarlas por frases positivas y alegres.
  • Hablar de vez en cuando en casa sobre la escuela y lo que hace en ella y siempre que habléis de la educadora y os dirijáis a ella hacedlo por su nombre.Y por último, no angustiaros si al recoger al pequeño llora en exceso o por el contrario muestra indiferencia, son reacciones normales que poco a poco dejaran de aparecer.

Share Button

One thought on “Claves para una buena adaptación a la escuela infantil o guardería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *