Crecer Gabinete de Psicología Infantil

Las 5 claves para educar niñ@s tolerantes a la frustración

Las 5 claves para educar niñ@s tolerantes a la frustración

¿Tu hij@ está acostumbrad@ a conseguir todo lo que quiere a la primera y se enfada cuando no le das todos sus caprichos? Si la respuesta es afirmativa, es posible que tenga baja tolerancia a la frustración.

20140530_125613

La frustración es una actitud que aparece cuando un deseo no se cumple y que nos lleva a experimentar enfado, tristeza, ansiedad… Aprender a tolerar la frustración desde pequeños permite enfrentarse de manera positiva a los distintos problemas y dificultades que se presenten en la vida y la buena noticia es que al tratarse de una actitud puede trabajarse y desarrollarse.

Así, es muy importante dotar a nuestros hij@s desde pequeños de herramientas que les permitan tener una vida emocionalmente estable. Los niños y niñas que no toleran la frustración presentan dificultades para controlar sus emociones, son impulsivos e impacientes, son más exigentes y piensan que el mundo gira alrededor suyo y que lo merecen todo por lo que cuando no satisfacen sus necesidades de manera inmediata tienen rabietas y llanto fácil. Además, son más propensos a desarrollar cuadros de ansiedad o depresión.

¿Qué podemos hacer los padres y las madres?

  1. Dar ejemplo y tener una actitud positiva a la hora de afrontar las situaciones desfavorables para que nuestr@s hij@s aprendan a enfrentarse a sus problemas.
  2. No ceder ante sus rabietas y enfados, si lo haces aprenderá que esa es la manera correcta y más eficaz de conseguir lo que quiere y resolver los problemas.
  3. Enseñarle el valor del esfuerzo y que aprenda que es la manera adecuada de superar las dificultades y conseguir aquello que se desea.
  4. Marcarle objetivos realistas y razonables para su edad o madurez. Sería injusto y contraproducente exigir a nuestro@s hij@s que se enfrenten a situaciones que son incapaces de superar.
  5. Convertir su frustración en aprendizaje. Aprovecha las situaciones complicadas para que tu hij@ aprenda maneras nuevas de resolver sus problemas. De esta manera será capaz de afrontar situaciones parecidas por sí mism@ la próxima vez.

En definitiva, los padres tenemos que aprender que aunque nos gustaría evitar el sufrimiento y las frustraciones a nuestr@s hij@s nuestra labor es enseñarles a enfrentarse a las frustraciones para que puedan superarlas de una forma constructiva ya que no podemos olvidar que son parte de la vida de todas las personas.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *