Cómo ser una madre o un padre democrático

Cómo ser una madre o un padre democrático

 

¿Sabes cómo ser un padre o una madre democrática?

Conocer tu estilo educativo te sirve para saber cómo influye tu estilo de crianza y de educación en el desarrollo de tu hij@. 

 

Si quieres saber cómo ser un padre o una madre democrático tienes que fijarte en cómo te relacionas con tu hij@. El estilo educativo que adoptas depende del concepto de educación que tengas, de tu personalidad y de la de tu hij@, de las circunstancias y del contexto. Si no lo tienes claro y quieres saber cuál es tu estilo educativo aquí tienes más información.

 

Si no te hace falta saber cómo ser un padre o una madre democrática porque tienes claro que lo eres ya sabrás que te caracterizas porque en la crianza y en la educación de tu hij@ mezclas a partes iguales: 

  • Afecto y comunicación:grado de cariño, aprobación, aceptación y ayuda que das a tu hij@.
  • Control y disciplina:si estableces normas y supervisas el comportamiento de tu hij@.

 

Puede que te preguntes por qué es tan importante el estilo democrático a la hora de educar a tu hij@ y cómo ser un padre o una madre democrática. Es porque tiene múltiples ventajas por eso, es el más recomendable y al que tienes que aspirar en la educación y crianza de tu hij@ porque:

  • se caracteriza por el uso de dos herramientas muy valiosas: el diálogo y la reflexión.  Se trata, no solo de enseñar, si no de explicar y hacer entender las normas, los derechos y los valores a través de la razón, evitando las imposiciones autoritarias.
  • estimula el pensamiento crítico de tu hij@ y fomenta su autonomía. Además, tienes en cuenta sus necesidades y te adaptas a ellas a la vez que le das el apoyo y el cariño que requieren.
  • estableces límites y negocias ante los conflictos. Es decir, en lugar de recurrir continuamente a los castigos fomentas el intentar llegar a un acuerdo con tu hij@ por medio de la comunicación y la escucha.

 

Como madre o padre democrático escuchas y das importancia a lo que te dice tu hij@. No le criticas, no le juzgas y sobre todo no le culpabilizas. De igual manera le enseñas a tu hij@ a que se expresen, a que controlen sus impulsos con el ejemplo, le demuestra afecto y te interesas y conoces a sus amigos y sus preferencias y gustos.

 

En este tipo de crianza democrática tu hij@ es el protagonista de su propia educación y le aporta multitud de consecuencias positivas en su desarrollo como son:

  • Alta autoestima:tener una buena percepción de sí mism@ y mostrar confianza y seguridad.
  • Habilidades sociales:desenvolverse correctamente en diferentes contextos y situaciones sociales.
  • Autocontrol: ser capaz de regular y manejar sus emociones y comportamientos, sin ser impulsiv@ a la hora de actuar.
  • Autonomía:capacidad de tomar sus propias decisiones, realizar sus acciones y asumir sus responsabilidades sin depender de otr@s.

 

Resumiendo, el estilo de crianza y educativo Democrático es el más saludable o idóneo para criar a tu hij@ y para ello es importante que en el día a día con tu hijo o con tu hija sigas las 4 reglas siguientes:

  • Se firme y establece límites pero también brinda apoyo y cariño a tu pequeñ@.
  • Pon reglas que esperas que tu hij@ siga y que previamente le has informado y enseñado a seguir. También ten en cuente que pueden existir excepciones en estas reglas.
  • Explica a tu hij@ las consecuencias que tiene su conducta negativa en vez de aplicar castigos.
  • Emplea el refuerzo positivo para los buenos comportamientos y usa sistemas de recompensa y elogios.

 

 

 

 

 

 

 

Share Button
No hay comentarios

Escribe un comentario

× Hablemos por WhatsApp